Entries Tagged as 'filosofía'

La banalización del Mal

Hace un par de semanas, sentada en el sofá de mi casa  después de cenar, me puse a ver una película en la 2 de TVE cuyo título era “Hanna Arendt”. Película inquietante basada en el juicio a Adolf Eichmann a la que asistió Hanna enviada por el  The New Yorker.

Estuve unos días dándole vueltas a la película y al final decidí indagar sobre este  asunto.

Hanna Arendt, judía y exiliada tras el ascenso del nazismo, filósofa reputada y escritora de obras que han marcado el pensamiento social social y político del siglo XX, escribió en 1.963, dos años después del juicio en Israel a Adolf Eichmann donde fue condenado a muerte, un libro cuyo título es: “Eichmann en Jerusalén. Un estudio sobre la banalidad del mal”.

” La calificación de Eichmann como representación banal del mal viene dada por la imagen que éste transmitió de burócrata gris, débil de voluntad, amante del orden, servicial, obediente ciego de las órdenes que provenían de la superioridad. Es probable que Arendt esperara encontrar en Eichmann la encarnación del mal con mayúsculas, un monstruo sádico moral. Alguien con una mente perversa o con un odio desaforado hacia los judíos. Pero a pesar de que durante el juicio el fiscal trató de caracterizarlo de esa guisa, lo cierto es que no fue esa la impresión que obtuvo Arendt. Eichmann era un hombre corriente que entró en la maquinaria nazi y llevó en efecto, actos conducentes al genocidio. Pero psicológicamente distaba mucho de ser un individuo malvado y cruel como podríamos imaginarnos a otros nazis. Posiblemente ningún test psicológico lo hubiera calificado como un ser patológico o especialmente peligroso.”

“También comprendo que el subtítulo de la presente obra puede dar lugar a una  auténtica controversia, ya que cuando hablo de la banalidad del mal lo hago solamente a un nivel estrictamente objetivo, y me limito a señalar un fenómeno que, en el curso del juicio, resultó evidente. Eichmann no era un Yago ni era un Macbeth, y nada pudo estar más lejos de sus intenciones que «resultar un villano», al decir de Ricardo III. Eichmann carecía de motivos, salvo aquellos demostrados por su extraordinaria diligencia en orden a su personal progreso. Y, en sí misma, tal diligencia no era criminal; Eichmann hubiera sido absolutamente incapaz de asesinar a su superior para heredar su cargo. Para expresarlo en palabras llanas, podemos decir que Eichmann, sencillamente, no supo jamás lo que se hacía. Y fue precisamente esta falta de imaginación lo que le permitió, en el curso de varios meses, estar frente al judío alemán encargado de efectuar el interrogatorio policial en Jerusalén, y hablarle con el corazón en la mano, explicándole una y otra vez las razones por las que tan solo pudo alcanzar el grado de teniente coronel de las SS, y que ninguna culpa tenía él de no haber sido ascendido a superiores rangos. Teóricamente, Eichmann sabía muy bien cuáles eran los problemas de fondo con que se enfrentaba, y en sus declaraciones postreras ante el tribunal habló de «la nueva escala de valores prescrita por el gobierno [nazi]». No, Eichmann no era estúpido. Únicamente la pura y simple irreflexión —que en modo alguno podemos equiparar a la estupidez— fue lo que le predispuso a convertirse en el mayor criminal de su tiempo. Y si bien esto merece ser clasificado como «banalidad», e incluso puede parecer cómico, y ni siquiera con la mejor voluntad cabe atribuir a Eichmann diabólica profundidad, también es cierto que tampoco podemos decir que sea algo normal.”Hannah Arendt . “Eichmann en Jerusalén. Un estudio acerca de la banalidad del mal.”

Hannah Arendt discurre sobre la complejidad de la condición humana y alerta de que es necesario estar siempre atento a lo que llamó la «banalidad del mal» y evitar que ocurra. (Wikipedia)

Interesante estudio, muy interesante y os lo recomiendo si no lo habéis leído ya. E inquietante, muy inquietante.

Siempre me había preguntado, hablando del Holocausto, como fué posible que hubiera tanta mala gente entre los nazis. Para mi era imposible asimilar que todos los que participaron en la masacre fueran unos psicópatas malvados; y este estudio me lo aclara todo. cheapest kamagra online

Sí, me lo aclara pero al mismo tiempo me destapa una verdad que me aterroriza y esta verdad es que se sigue banalizando el mal.  ¿Que sino, es lo que hace el Estado Islámico cuando corta cabezas? Son conscientes de que están haciendo el mal? Yo no creo que todos sean perversos ¿Que es entonces? Y pongo por ejemplo el  IS  pero también podría hablar de muchas otras partes del mundo donde a matar no se le da importancia.

Esto me hace ver adonde ha llegado el ser humano.  ¿Que opináis al respecto?.

Todo fluye.

” No se puede descender dos

veces por el mismo río, pues

cuando desciendo al río por

segunda vez, ni yo ni el río

somos los mismos”

Heráclito de Éfeso