Lo que pensamos, lo que esperamos…

No me gusta hablar de política pero en realidad todo es política  en lo que hablamos y leemos.  Hoy, y sin que sirva de precedente, voy a ponerme en la piel de nuestros dirigentes durante un ratito  y con todo el sentido común que pueda tener, voy a exponer lo que yo haría o me gustaría hacer.  Hago este ejercício de “asesor” de La Moncloa por si tengo la suerte de ser leída y escuchada por esos cabezas huecas que nos están ahogando.

El primer Presidente del Gobierno que cumpliera con mis deseos que son los deseos de todos los españoles,  llegaría a los libros de la  Historia de España  como el mejor y más admirado  mandatario   por haber tenido el coraje de descomponer un modelo de estado para componer otro en el que podríamos vivir todos en bonanza y paz.  Y si nuestros deseos no se cumplieran por cobardía o ineptitud, llegará un momento en que de una manera u otra habrá un colapso en el pais en el que  podrá  pasar de todo, pero me huelo que  todo malo.

Empecemos por reducir a la mitad el Congreso y el Senado,  suprimamos  más de 3.000 empresas públicas que son innecesarias, eliminemos a miles de cargos públicos que no son necesarios tampoco,  fuera las subvenciones a partidos y sindicatos y que reciban el dinero de sus afiliados ,  eliminemos también a tantos asesores, tanto del Presidente del Gobierno como de los presidentes de las Comunidades autónomas …

De momento eso, pero me queda en el tintero más basura a eliminar como:  muchos coches oficiales,  el gran despilfarro de las comunidades, los altísimos sueldos de los grandes cargos, el amiguismo….

Yo no sé si todo esto se puede hacer a la vez,  pero sería ya de por sí muy valioso que viéramos gestos hacia esas metas en nuestros dirigentes y que lo antes posible se pudieran anular los recortes que nunca se  debieron  hacer en Educación y en Sanidad.

6 Responses to “Lo que pensamos, lo que esperamos…”

  1. Gracias por darnos tanto de tí, Lola querida: Por amor a la palabra .

    Besos.

  2. Perdón Lola, solo un pequeño detalle, no hay dinero para el pueblo, pero sí hay 13.000.000 MENSUALES para la Iglesia. ¿Será completamente imprescindible?
    Un abrazo.

  3. Efectivamente, el primer presidente del Gobierno que suprima lo innecesario se ganará el favor de mucha gente… Pero creo que ahí hay un peligro oculto. Este sistema no funciona porque los políticos de turno lo han devaluado, enchufando amigos, hijos, esposas, hermanos y demás familiares. Pero yo creo que es perfectamente sostenible en sus justos términos. A mi lo que me asusta de este deseo de cerrarlo todo para ahorrar es que al final nos vamos a quedar sin servicios y los impuestos sólo van a servir para pagar a los que precisamente queremos echar, que siempre serán los últimos en abandonar sus privilegios. Mucha cara dura hay. Con un poco más de voluntad de hacer bien las cosas, bastaría.

  4. Querida Lola. Lo que dices no son más que propuestas de sentido común. algo que parece ser que nuestros dirigentes han olvidado. Aquel “haremos las cosas bien hechas, como dios manda, lo que dicta el sentido común” creo que se dejó una parte del discurso: haremos también lo que nos aconseje la Merkel y los mercados. Creo y me temo que es una batalla perdida. Somo muchos sí, pero carecemos del poder necesario para hacer lo que propones. Dudo, creo que con razón, que haya un solo político que tuviera la valentía de hacerlo. Un beso.

  5. No es tan sencillo, Lola. Es cierto que hay muchos gastos innecesarios pero es difícil afinar lo que significa cerrar 3000 empresas públicas que juzgas innecesarias. No lo sé si lo son, lo cierto es que enviarás a más gente al paro, mucha gente. En cuanto a lo demás, hay aspectos asumibles pero otros que son cuestionables como la supresión de financiación de partidos políticos cuando la democracia, nos guste o no, funciona con estos aparatos de agitación y propaganda que dan estabilidad al sistema. Los partidos políicos representan al conjunto de la ciudadanía y no solo a sus afiliados-. Somos todos los que votamos dando el gobierno a un partido o a otro.

    Sin embargo, estimo que hay muchos gastos superfluos en la vida interna de los políticos. Ahora menos porque se sienten señalados por el dedo, pero en los años del ladrillazo si alguno de ellos hablara de lo que se gastaron en cuchipandas, en jamones de jabugo, en caviar para conseguir rédito electoral se les pondrían los colores. Pero tienen interés en que se mantenga en silencio. Mi hermano trabajaba como escolta de políticos altos de una comunidad autónoma y sabe muy bien cómo vivían los sacrificados socialistas y los otros. Son importantes los movimientos de resistencia ante los desahucios, sobre el control de los partidos políticos, la casa real, la iglesia, la malversación generalizada… Y es necesario que personas como tú tengan su opinión, su punto de vista, su aporte crítico ante lo que está pasando. Un abrazo.

  6. Salvo en lo de suprimir empresas públicas si con ellos se entiende liquidar y cerrarlas, porque a lo mejor lo que quieres decir LOLA es privatizarlas, en cuyo caso, habría que ver si se refieren o no a servicios púbicos esenciales o estratégicos, está claro que el resto sería más que viable si hubiera voluntad política. Es inasumible que permanezcan multitud de cargos de libre designación en la Administración, asesores y colaboradores diversos en las más altas esferas, mientras la tijera corta por debajo sin piedad. Inasumible que se recorten partidas esenciales como sanidad y educación mientras la financiación de partidos y sindicatos no se toca, mucho más si sabemos que en otros sistemas no se sufragan con cargo a los presupuestos del estado, justamente uno de los motivos por los que en este país, todo está lastrado, mediatizado y limitado perdiendo la real esencia de servir a los intereses de los ciudadanos. Pienso que con los partidos políticos, tal cual sucede con las diferentes religiones deberían ser sufragados por sus afiliados, si yo no comparto una creencia o una ideología ¿por qué debo colaborar con su financiación? no creo en absoluto que la existencia de tal o cual partido de más o menos estabilidad al sistema, debería autoregularse por sí mismos, la fuerza de un partido no está en su solvencia económica, está en la fortaleza de las bases sociales que la sustentan.

    En fin LOLA podemos pensar cada uno una cosa y como tú dices desear el cielo… me temo que ni a ti ni a mi nos van a escuchar, aunque está bien que verbalicemos nuestros deseos, lo que hay que buscar además es la forma práctica de hacerlos realidad:-)

    Hay algo incuestionable, priorizar en función de los intereses de la comunidad es algo que ciertamente no se hace, hoy se prioriza en función de la fuerza oligárquica de quienes tienen el gobierno y sobre ellos los poderes financieros, de ahí que entre inyectar liquidez a los insolventes hipotecarios privados que son los ciudadanos que sufren, se inyecte en los bancos que son quienes les desahucian y les hacen sufrir:-)

    Un besito LOLA

Discussion Area - Leave a Comment