Pensamientos sobre mi vida

Llevo una temporada que sin ningún motivo aparente  y siempre cuando me despierto por las mañanas siento un ramalazo de gratitud y un subidón de felicidad. Se trata de algo físico y agradable que sale de mis entrañas;  tampoco es que mi vida sea perfecta pero simplemente el hecho de estar aquí, en este mundo traidor pero con muchos alicientes, me hace sentir bien.  Me gusta la vida y participar de ella.

Todavía estoy de duelo por la muerte de una querida amiga que no debía haberse ido antes que yo y a la que echo de menos y me gustaría abrazar y es por eso que quiero vivir la vida por ella y por mí y si alguna vez me la encuentro el día de mañana sea donde sea,  le contaré todo lo que se ha perdido desde que no está pues era una persona con muchas inquietudes como yo lo soy  y seguro que le interesará todo lo que está pasando en el mundo. Yo se que está en otro plano al que llegaremos todos tarde o temprano y también se que cuida de nosotros.

En este momento mi pena se extiende al mundo que está loco pero lo que menos puedo resistir es ver tantas y tantas personas, porque son personas, muriendo en el mar y en las fronteras huyendo de los horrores de sus países. Pienso sinceramente que la injusticia se ha apoderado de la tierra y es difícil de revertir aunque espero que algún día sepamos hacerlo. viagra buy ireland

Después de haber escrito estas simples  reflexiones las leo y me pregunto si me sigue gustando el mundo en el que vivo. Y me contesto que sí, que me sigue gustando y que no quiero dejarlo. Yo pongo mi granito de arena día a día intentando hacer fácil la vida a los que tengo alrededor y si todos hiciéramos lo mismo otro gallo nos cantaría.

¡Oye!  ¿Acaso os estoy metiendo un “rollo? Pues no era esa mi intención, solamente quería expresar aquí lo a gustito que me siento aprendiendo cada día cosas nuevas y lo contenta que estoy de no haberme muerto cuando casi me llegó la hora. cheap female viagra

 

 

viagra generico senza ricetta italia

6 Responses to “Pensamientos sobre mi vida”

  1. “Rollo” ni mucho menos es un placer disfrutar de un torbellino de vida…. Y eso, la vida, implica también la presencia de la muerte y sus incertezas

  2. Que razón cuando dices que la vida implica la muerte, son dos caras de la misma moneda. De momento mi interés está aquí, en la tierra, y un poco más adelante…. ya veremos. Un abrazo Carlos.

  3. Tu visión para mí tiene mucho de filosófica en el sentido de que eres una persona que se ha preguntado mucho acerca de ti misma y del mundo que te rodea. La felicidad es un estado al que se llega de modo inconsciente; no se busca, pero se experimenta y hay que estar preparado para recibirla. Tu visión inquiridora, tu temperamento reflexivo y curioso te hace vivir doblemente sin limitarse a vegetar y esperar que pase el tiempo o concluya. El mundo probablemente no está bien hecho, pero como dice Jorge Guillén en algún poema, también “el mundo está bien hecho” si nuestro espíritu logra armonizarse con el logos y la realidad. Cada instante es un instante precioso, regalado, al que el ser accede sin esfuerzo, solo hay que preparar al alma con nuestra sed de conocimiento y nuestra bondad. Disfrutas de esta vida añadida, tras tu crisis orgánica, que te sirvió profundamente porque te acercaste al otro lado, a ese lado en que la filosofía intuitiva que te acompaña te ayudó a intuir antes. Todo es exacto, claro, y la felicidad que sientes es éxtasis vital, gozo de vivir todo en su plenitud. No sabes cómo me gustaría algún día vivirlo como tú. Para ello es necesario ansia de conocimiento, un ser libre de tormento y de culpa, y la ligereza que solo la pureza de corazón puede proporcionar.

    Evohé.

  4. Lo mejor que nos puede pasar es sentirnos a gusto dentro de nuestro cuerpo y yo he llegado a ese punto y doy gracias a la vida por ello. También es verdad que mi vida transcurre sin sobresaltos externos que me alteren. Sigue siendo importante para mi tenerte cerca.

  5. Mi querida Lola, a veces también me pregunto si merece la pena estar en este mundo con almas tan desagradecidas, pero entonces miro atrás y veo que siempre ha sido así, siempre ha habido injusticias peores que las que clamas, y aquí estamos, aquí seguimos, hasta que la tierra nos destierre y acabe con nosotros. Mientras tanto aquí seguiremos, unos dando y otros quitando, supongo que ahí está la diferencia.

  6. La diferencia, Elena, es saber estar dentro del rio e ir esquivando obstaculos y dejarte llevar por la corriente de la vida. Tu sabes mucho de eso y por eso me gustas tanto.