Pues… otra vez no.

Volver a vivir… ¿para qué?

Siempre oigo lo mismo: me gustaría volver a vivir pero con la experiencia que tengo hoy.

Yo tengo muchas dudas sobre este tema. ¿Me ha gustado tanto la vida como para repetir? Pues sinceramente creo que con una vida es suficiente. Yo particularmente he vivido episodios maravillosos en mi vida, claro que sí, pero también he vivido otros  que yo llamaría espeluznantes y de los que no quiero ni acordarme. No, no me compensa…. con esta vida vivida ya tengo suficiente y cuando me vaya… pues adiós. Y si existe la reencarnación,  volveré según mi karma a vivir una vida distinta, sin acordarme de la pasada.

No sé lo que me espera en el último recorrido por mi vida, pero por lo que deduzco de lo que veo, no me va a gustar nada.  Casi mejor,  porque así esperaré el final mas a gusto de lo que lo esperaría si mis últimos años fueran de cuento de hadas. Lo siento por los que os  quedais,  pero la vida de cada quién es de cada quién y tiene que vivirla cada quién con todas sus consecuencias y además… ¿sabeis que os digo?:  tengo la sensación de que donde yo me voy no existen  las mismas sensaciones y emociones que  existen en la tierra y eso me hace pensar que , desde allí, me va a importar un pito todo  lo que os pase a los que os quedais.

16 Responses to “Pues… otra vez no.”

  1. Eso es muy cierto. Seguro que no nos va a importar nada de lo que pase aquí. Si volviera a vivir otra vida tampoco me gustaría que fuera con la experiencia que tenemos ahora. No hay cosa más horrible que un niño viejo.
    Un saludo desde mi mejana

  2. Querida amiga Lola, yo tampoco me voy a quedar mucho por aquí, y he vivido la vida que me a tocado, no la que debería haber sido, por lo tanto una vez nada mas Santo Tomas. Pero la verdad, si tengo que opinar sinceramente, comentare que a mi si me preocupa (aquí en la actualidad, después… lo del pito) los augurios para un futuro próximo de las generaciones siguientes, a pesar de, como tu bien dices “la vida de cada quién es de cada quién y tiene que vivirla cada quién con todas sus consecuencias” No quisiera se agorero, pero me temo que alguien empiece con un bombita… y a por la tercera. (Un poco de discrepancia anima el cotarro ¿no?).
    Un abrazo

  3. No sé qué hay más allá, Lola, ni quiero saberlo. Quiero creer que nos fundimos con las nebulosas y el vacío y que por fin convivimos en paz con el Universo entero. No deseo vivir eternamente, pero no deseo irme todavía, aún no. ¿Cómo lo decía el replicante de “Blade Runner”? Algo así como que desapareceremos como lágrimas en la lluvia, ¿no? Pues eso…
    Un besote.

  4. Sinceramente, lo de volver a vivir o no, es algo que no me planteé nunca. No es una cuestión que me preocupe porque para mí no es ni cuestión.

    Sea como fuere después, lo único que me interesa es dejar todo el amor que pueda antes de largarme de aquí. El resto ni sé, ni me importa.

    Un beso, Lola.

  5. La experiencia y el sentido común se palpa en tus palabras que comparto en … su totalidad.

    Un abrazo, Lola

  6. Yo, lo de repetir mi querida LOLA, pues mira, tampoco. A pesar de que con todo lo malo que tenga esta vida, meencanta vivir ¡¡para qué voy a mentir!! quien quiera renegar de ella que lo haga, yo no. Pero vaya, con todos mis respetos lo de desear repetir con la experiencia vivida es una solemne tontería, una, la experiencia de poco sirve si lo que se vive es diferente y otra, eso no está en nuestra mano.

    Ahora bien…aunque me apedrees cielo 😉 te voy a decir como le dije ayer a mi madre, angustiada como tú, por lo supuestamente poco halagüeño que se ve el futuro ¿ de verdad supones que lo que ahora nos tocará vivir a nosotros va a ser más terrible de lo que os tocó vivir a vosotras cuando nacisteis ? ¡¡qué mala memoria, xD!! ¡¡una buena azotaina es lo que os merecíais las dos!! 😉

    Un beso inmeenso preciosa…

    Me perdonas ¿verdad?;-) además… te digo también como a ella, ni desde la nebulosa de Orión vosotras vais a dejar de sufrir por nosotros … supongo que por eso os queremos tanto.

  7. Sí, Felipe, un niño repipi es horrible de aguantar y además… yo creo que no vamos a repetir.

  8. Querido José: como te entiendo cuando dices que has vivido la vida que te ha tocado……….

  9. Yolanda, me gusta tu manera de ver la eternidad…. la fusión con el universo. Yo espero también vivir, menos que tú, pero mucho todavía.

  10. V querida, ni te lo plantees nunca. Son tontadas que no van a suceder pero que a mí me vienen a la cabeza y las plasmo aquí.

  11. Gracias Luis Antonio, tu si que me entiendes….

  12. Ay Marieta de mi vida! ya me gustaría a mí ver el futuro como tú lo ves….

  13. Lola querida: te adentras en terrenos apasionantes con total honestidad acerca de lo que sientes. Eso de por sí ya es muy valioso, es catártico.

    Creo que el ciclo de la vida con sus arcos, para quienes tienen la dicha de cumplirlo, es muy sabio, por eso es irrepetible. Me gusta cuando José comenta que ha vivido la vida que le tocó. Y creo que todos los que llegamos aquí estamos para eso: vivimos lo que nos toca, pero no creo que nada sea fortuito.

    Creo que en la sabiduría que hay en lo que ilustra esa foto que elegiste para encabezar tu escrito hoy. Creo que de ella venimos y a ella vamos. Y entiendo esta temática y el tono de preocupación en tu reflexión porque hay que ser marciano para no preocuparse ante el panorama tal como se presenta.

    De todos modos, me parece que aún hay fuego en tu alma y no te importa un pito ni lograrás que así sea, aunque todos deseamos que llegue un día en que todo nos importe un pito.

    Te regalo un poema de Mario Benedetti que tal vez ya conozcas que creo que ilustra un poco cómo vemos el mundo, la vida y la muerte a medida que avanzamos sobre la extensión del arco. ¡Fíjate qué título ha escogido y su doble sentido, porque la vida se convierte nada más que en un pasatiempo al final cuando logras darle alcance a la verdad! Y así deberíamos procurar tomárnoslo, pero… Siempre hay un pero mientras estamos vivos.

    Pasatiempo, de Mario Benedetti.

    Cuando éramos niños
    los viejos tenían como treinta
    un charco era un océano
    la muerte lisa y llana
    no existía

    luego cuando muchachos
    los viejos eran gente de cuarenta
    un estanque era océano
    la muerte solamente
    una palabra

    ya cuando nos casamos
    los ancianos estaban en cincuenta
    un lago era un océano
    la muerte era la muerte
    de los otros

    ahora veteranos
    ya le dimos alcance a la verdad
    el océano es por fin el océano
    pero la muerte empieza a ser
    la nuestra.

    Un abrazo grande, Lola.

  14. Poema muy de Benedetti, hondo y profundo. Mil gracias Fer.
    Me ha gustado, porque lo puedo imaginar, el arco de una vida. Cuando más avanzas en el arco, más sabiduría puedes tener si te esmeras en ello. Bonito de verdad.
    Muchos besos Lola

  15. Bueno Lola…cada uno piensa como piensa, y siente como siente…pero como no sabemos si hay más y no sabemos a donde….vamos a disfrutar la vida lo maximo que podamos, o lo máximo que nos dejen…
    Un beso

  16. vive la vida a pleno hasle caso a tu
    corazon mientras late