Trascender

Soy hijo de la tierra y del cielo estrellado; pero soy de raza celeste, ¡sabedlo bien!… (Inscripción sobre una laminilla funeraria pitagórico-órfica, econtrada cerca de Roma – siglo I o II)

Hablamos de trascendencia cuando existe algo que traspasa el límite, ya sea este físico o simbólico.
En la Pirámide de Maslow, la autorealización y la trascendencia se sitúan en la cima y se pueden alcanzar después de haber satisfecho necesidades más básicas. Maslow consideró la trascendencia como un valor espiritual y describe este valor como el más elevado y más hermoso de la conciencia humana que incluye el altruismo, la alegría interior, el amor por la naturaleza……
La trascendencia en la religión implica llegar ,al morir, a un más allá que no conocemos pero que será satisfactorio para el creyente. En la reencarnación, en el que cree en ella, esta trascendencia supondrá volver a vivir otra vida con otro cuerpo físico, que será mejor o peor que la anterior para cada persona, según el karma que traiga consigo de su vida pasada.

En cuanto a mi persona, declaro firmemente que quiero trascender. Trascender, ya sea de manera física o simbólica. Llegar a la trascendencia de la que habla Maslow en el mundo en que vivimos lo veo bastante difícil. Lo del más allá, llamémosle cielo, no me atrae demasiado porque lo que me han contado que es, no es demasiado apetecible para mí. Reencarnarme, si mi karma sólo contara de unos años años a esta parte, es posible que sí que me gustara, porque creo que me reencarnaría en alguien digno e interesante, pero si mi karma va a ser medido desde toda mi existencia y sacado una media… pues no, ya no me gusta el tema, pues vete a saber en que cuerpo me meterían.
¿Qué es lo que quiero entonces? Trascender desde luego y la manera de hacerlo , la que me gustaría de verdad, consiste en no ser olvidada. Me causa una infinita claustrofobia pensar que todo se acaba en la muerte y una infinita tristeza saber que dentro de dos generaciones, y ya es mucho, Lola será olvidada por completo, que todos mis esfuerzos en la vida ya no servirán para nada porque no habrá nadie en el mundo que los recuerde y los pueda valorar. Es una pena no tener méritos como un Cervantes o un Shakespeare que nunca serán olvidados. En resumen, me gustaría traspasar el límite simbólicamente.
En ocasiones me planteo que la vida, mi vida, es un juego de mi cerebro y que no existe realmente nada de lo que percibo, que todo es irrealidad y entonces llego a la conclusión de que con mi desaparición también desaparecerá todo lo que tengo alrededor. También puedo pensar en ese mundo holográfico del que hablan y que resulta que sólo somos seres holográficos proyectados…. Estos pensamiento me vendrán seguramente a la cabeza porque no concibo que exista la vida sin mí.
Y me voy, porque creo que estoy desbarrando.

20 Responses to “Trascender”

  1. No pienso que nuestro paso por aquí se limite únicamente a las personas con las que tratamos de modo directo, Lola. Tal vez solo quiera pensarlo así, pero es algo que dudo seriamente. Lo pienso muchas veces, esto. Por ejemplo, mi padre ya no está, pero aún sin saberlo tú, yo sí sé que algo de él te llega a ti cuando te hablo. Quizás de ti pase a otra persona, quién sabe. La sombra de nuestro paso por aquí, me da que es mucho más alargada de lo que pensamos a priori. Que al final esto petará y no quedará ni el apuntaor, pues también, pero hasta entonces, ahí vamos.

    Besines y bienvuelta 😀

    p.s. por cierto, si yo tuviese que reencarnarme en algo y de poder elegir. Cualquier bicho que corra, uno que corra mucho. Me da igual si gacela o leopardo. Sólo que corra.

  2. Querida Lola me alegro que estes de vuelta, espero estés bien, preciosa entrada, creo que estoy de acuerdo en todo lo que has dicho,pero me has dado que pensar….es un tema apasionante….besos

  3. La trascendencia, uf, un tema tremendo. En nuestro mundo se ha impuesto un pensamiento materialista que niega toda trascendencia, y es incluso una muestra de infantilismo pensar en ella o imaginar que que cuando cerremos los ojos, tal vez haya alguna sorpresa. Yo estoy convencido de ello. No tengo evidentemente ninguna prueba pero tampoco existen pruebas que demuestren lo contrario. No sé por qué existe el universo en lugar de no existir. No sé si existen infinidad de universos además de éste. Para los materialistas acérrimos todo es azar. Me gusta el azar, lo considero una fuerza esencial en mi vida, pero el azar siempre se une en mi cosmovisión a algo que no es tal. Yo no estoy aquí por azar. Nadie está por azar si entendemos por azar algo totalmente arbitrario y sin sentido fruto del capricho de fuerzas evolutivas. Creo que la evolución personal, la evolución de la humanidad, del universo tienen algún sentido. ¿Cuál es? No lo sé. ¿Has oído hablar de la psicología transpersonal? En mi modo de ver las cosas entiendo que existe la espiritualidad, y que nada sucede sin que tenga algún sentido. Siento cerca de mí el sentimiento místico como necesidad de trascendencia, de penetrar en lo invisible, de escalar una montaña de sentido místico. Por otro lado, no creo en Dios. La figura de Dios me resulta inaceptable y absurda. Practiqué budismo zen. En él no es necesaria la figura de Dios, ni necesaria ni innecesaria. Simplemente en nuestra dimensión no podemos tener acceso a ella, ni podemos saber si hay vida después de la muerte. Nadie ha vuelto para contárnoslo. Quiero pensar en un universo de estructura espiritual con el que vibra mi ser personal o vibro con el de otros seres como yo. Estoy convencido de que nuestro paso por el mundo deja inevitablemente huella, depende de la escala que logremos ascender. Más no sé. Pero no es inútil la vida. Es la posibilidad más extraordinaria que tenemos como seres en la dimensión del tiempo y el espacio.

    Besos.

  4. No sé LOLA, a mi estos conceptos tan elevados me resultan demasiado alejados de lo que siento ahora mismo. No me preocupa el futuro de cuando no esté en este mundo, me preocupa el presente y ser capaz de trascenderme a mi misma en él con los demás y cómo los demás lo hacen en mi, supongo que por eso me gusta tantísimo la gente. Cualquiera que pase por nuestra vida por fugaz que sea su paso, va dejándonos su impronta y para mi esa es la única manera de trascender. Creo que el más allá empieza aquí y a veces creo que lo dejamos escapar, que no valoramos suficientemente todo lo que tenemos en esta vida y no me refiero a nada material, me refiero a la vida en sí misma.

    A veces creo que pecamos de tremenda soberbia suponiendo que nuestra mente debe abarcar lo inabarcable o explicar lo inexplicable. Esa manía que tenemos de racionalizarlo todo. Creo que somos seres demasiado limitados para suponernos con capacidad de entenderlo todo. Convertimos las dudas en certezas y zanjamos cuestiones con una rotundidad que a mi me asusta.

    No me importa si en el futuro me recuerda alguien o no. Quiero sentir ese recuerdo hoy y tenerlo para con los demás. Me gusta sentir el calor ahora, saber que no estoy sola, que le importo a alguien, pero no tengo ninguna necesidad de perpetuarme en nada de cara al futuro. Siento que esto no se termina aquí, sería demasiado simple y absurdo todo para que así fuera, pero por si acaso, exprimo cada instante y doy todo lo que puedo dar de mi en cada uno de los que tengo oportunidad de hacerlo, después, lo que sea será. Eso ya no está en mi mano y por eso no me preocupa.

    Jo LOLA ¡¡mira que nos haces pensar tú!! ¿eh?
    Por cierto ¿cómo ha ido lo de tus ojos? entiendo que si ya has vuelto todo ha ido bien y me alegro mucho por ello.

    Un beso muuuy grande bonita y tranquila, tú ya estás en nosotros y como en nosotros en muchísima más gente. Ya has trascendido LOLA … al menos que eso te de paz cielo.

  5. No, no desbarras. Es normal y logíco que esos pensamientos, o parecidos, atraviesen nuestra metne de tanto en tanto.
    supongo que es la vida, a mi no me preocupa -de momento-, mucho trascender o no hacerlo. Me conformo con ser feliz y hacer feliz a los que están a mi alrededor. Ojalá me recuerden mucho tiempo, claro está, pero si no… qué más da? hasta los dioses viven y mueren y dejan una huella que acaba borrandose.
    Un beso

  6. Alguna que otra vez me he planteado ese asunto, pero la pero como nunca encuentro respuesta…desisto de ello. Supongo que llegará un momento en que habrá que replantearlo, pero ahora estoy demasiado distraído con esta vida como para pensar en otra, aunque sea hipotética…

    Bienvenida, Lola
    Ahí te mando un fuerte abrazo

  7. Bienvenida Lola:
    que estupendo que ya te ebcuentres bien.
    Es normal lo que te planteas, todos o casi todos lo hemos hecho alguna vez. Pero, lamentable o no lamentablemente ( que nunca se sabe lo que es mejor) no sabemos nada de lo que hay después, así que vivamos nuestra vida e intentemos ser y hacer felices a la gente que queremos.Curioso, mi último post habla de algo relacionado con lo que tú nos cuentas aquí.

  8. V: me encanta las cosas que piensas tú también, creo que eso que cuentas es una manera de trascender, tal vez mucho más espiritual que la mía. Te mando un gran beso Lola

  9. Chary: no sé muy bien si que hay que pensar en este tema porque todo son incógnitas para nosotros. Me alegro de regresar y encontrarte aquí. Un abrazo Lola

  10. En realidad, Joselu, yo debería acudir a un curso de psicología traspersonal que en realidad me podría hacer llegar a esa trascendencia de la que habla Maslow. Me lo voy a plantear.
    Sé, Joselu, que abundo demasiado en estos temas pero es que esta última temporada he vivido un poco mi vida hacia adentro al no poder hacer casi nada y eso me ha hecho pensar aún más en lo poco que me queda por vivir y en lo mucho que tengo que hacer y aprender antes de morir.

  11. ¡Que más quisiera yo, María, que no me machacaran todos esos pensamientos! Además, sé que son inútiles porque todo son conjeturas y deseos. Sería mejor vivir la vida disfrutando de lo que tengo y sin mas dolores de cabeza. Soy así desde que me conozco… necesito saber siempre el porqué de las cosas.
    Estoy ya casi bien y leo y escribo sin gafas, lo cual es muy agradable. Gracias Marieta por tus buenos deseos siempre hacia mí. Un gran beso Lola

  12. Carlos mi querido escritor, creo que a veces si que desbarro y me voy por los cerros de Úbeda. Voy a intentar bajar más a la tierra…. Un beso Lola

  13. Luis Antonio, me gusta encontrarte aquí leyendo las cosas locas que me vienen a la cabeza. Creo que he pensado demasiado estos dias con los ojos cerrados. Un abrazo Lola

  14. Es verdad, Anouk, tu post y el mio se complementan y me encanta que hayamos tenido esa comunicación telepática.
    Un abrazo y mi cariño. Lola

  15. Yo creo que no sabemos nada, ni de la vida, ni de la muerte, ni del universo ni de las estrellas. Quien nos ha enseñado todo esto? insignes cientificos que siempre han marchado la marcha de los poderosos. Todo es mentira, todo lo que nos han enseñado. Qué es la realidad? Hay otras realidades? Como saberlo si estamos en una carapaza de mentiras desde que nacemos? Estamos inmersos en una Matrix de profundidades abismales. Nuestro deber, como adultos, es abrirnos y sacar esta maldita carapaza y empezar a indagar y liberarnos de la Matrix. La ciencia oficial no me convence en absoluto, entonces hay que buscar respuestas en otras partes. Para mí esto es trascender mi situación actual. No creo en absoluto en ninguna religión, que son para mí instrumentos para atontar y controlar.

    No sabemos quienes somos, como especie porque hasta en esto nos han mentido. No sabemos nada de nada.

    Un abrazo y contenta que hayas vuelto.

  16. En realidad, Lydia, no sabemos nada de nada como tu bien dices. Todo es un enigma y especular no sirve para mucho.
    Gracias por tus palabras y un beso Lola

  17. Te había escrito un comentario, pero veo que no entró.
    Ante todo, decía que me encanta tenerte de vuelta tocando estos temas. Anoche leí algo que me recordó a tu entrada así que te lo dejo como reflexión. Schopenhauer dice que cuando llegas a una edad avanzada y evocas tu vida, parece como ésta ha tenido un cierto orden, un plan, como si tratara de una trama coherente, aunque nosotros no veamos su coherencia. Aún los hechos que parecen fortuitos o casuales se han convertido en agentes decisivos en la estructuración de una vida . Nosotros también funcionamos como agentes decisivos dando sentido a la vida de otros, aún inadvertidamente. Es como si hubiera una intención detrás de todo que indefectiblemente cobra sentido, aunque ninguno de nosotros sabe cuál es. Creo que esa es nuestra trascendencia.

    Un beso grande, Lola.

  18. Amiga mia los mismos postulados que expones también trato daía con día de procesarlos y trabajarlos. Lo que me agrada de sobremanera es que te encuentras un poco mejor, y que seguimos juntos.

    Sabes que del otro lado del continente tienes a un amigo, que te tiene presente.

    Te quiero mucho, y lo sabes!

  19. Que buena, Fer, la reflexión de Schopenhauer. Si yo supiera que mi vida puede dar sentido a otras vidas creo que me moriría tranquila. Es un placer que siempre tengas respuesta para mis preguntas exixtenciales… ¡Tengo tantas dudas!
    Un abrazo con mi cariño Lola

  20. Cada vez que te veo por aquí, Cristopher, me llevo una gran alegría de saber que mi amigo mexicano se acuerda de mi persona. Tu sabes que eres especial para mí. Un abrazo Lola

  • Etiquetas

  • ¿Que día es hoy?

    abril 2012
    M T W T F S S
    « Mar   May »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Archivos

  • ¿Cuantas entradas tengo?

    abril 2012
    M T W T F S S
    « Mar   May »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Entradas recientes

  • Páginas

  • Me llamo Lola y escribo para vosotros pero tambien para mi misma. Vivo una vida llena de acontecimientos y la vivo con ansia ya que tengo 75 años y no se lo que me espera. Me interesa todo y por eso tambien me interesas tu. En "Mis pensamientos y vivencias" escribo lo mas intimo de mi, sin pasarme, y en lo demas cosas que me interesan y pienso que a vosotros tambien. Quiero amigos, muchos amigos virtuales y aqui os espero.