Autoengaño

null

Los humanos somos los únicos seres vivos que podemos engañarnos a nosotros mismos. En el campo de la psicología social existen muchos estudios sobre este tema que dejan claro que todos los seres humanos practicamos o hemos practicado el autoengaño en algún momento de nuestra vida.
Dice el Profesor Robert L. Trivers que el engaño es una actividad profundamente arraigada a la vida y que ha sido seleccionada a lo largo de la evolución. Muchos seres vivos la emplean con el único fin de sobrevivir, y esto lo podemos comprobar en animales y plantas. Sigue diciendo el Profesor que el auto-engaño podría considerarse una sofisticación del engaño, ya que ocultar la mentira a uno mismo la hace más invisible ante el resto. La verdad queda relegada al inconsciente y la mentira a la conciencia y por ello la mentira se convierte en creible no solo para el protagonista sino también para sus interlocutores.
¿Por qué nos autoengañamos? ¿Por qué nos mentimos a nosotros mismos? La repuesta puede estar en la autoestima. Tendemos a tener una visión de nosotros mismos mas positiva que la visión que tenemos sobre los demás, tenemos miedo a ser juzgados o rechazados o a sufrir y esto nos puede llevar a hacer lecturas parciales de la realidad, atribuímos nuestros éxitos a nuestra competencia y nuestros fracasos a la mala suerte o el destino así como recordamos con más claridad los sucesos de nuestra vida en los que salimos beneficiados.
Se dice que “los autoengaños se sientan a la mesa de muchas casas y descansan en la almohada de muchas personas. En ocasiones son la compañía más habitual de un individuo. Y a veces se comparten con la familia en un acuerdo tácito para no poner los pies sobre la tierra.” Podemos comprobar el autoengaño de las mujeres maltratadas por sus parejas creyendo creer que van a cambiar, y que la última agresión va a ser de verdad la última.
Así que, el auto-engaño es una práctica común y peligrosa que nos aleja de la realidad, es un mecanismo de defensa de nuestro yo, el auto-engaño describe la tendencia humana de optar por explicaciones ventajosas e ilusorias de nuestros actos.

Esta entrada esta sacada de retazos de una conferencia dada en 2007 por el Profesor Trivers y otras páginas científicas de Internet.

18 Responses to “Autoengaño”

  1. Mmmm LOLA, yo no creo que exista este autoengaño en la realidad íntima y a solas de cada uno, todo el mundo sabe perfectamente cual es la verdad, otra cosa es que no queramos verla, pero eso no es autoengaño, eso es ceguera.

    Sabemos cual es la verdad, pero no queremos verla.

    La autojustificación sí que es real, pero de nuevo eso no parte de una mentira, parte de la necesidad de
    auto exculparnos … siempre hay un chivo expiatorio a mano…es más cómodo. Cara a la galería podemos mentir e incluso tener suerte y que nos crean, a nosotros mismos no, yo creo que la estupidez no puede llegar a tal grado, a solas antes el espejo, lo que vemos, es lo que hay… Ahí no hay autoengaño posible.

    Sólo conozco un caso, que podría validar tu teoría, a partir de un hecho traumático en el que el cerebro reacciona olvidando lo sucedido como modo de defenderse de sufrimiento que genera el hecho traumático, ese es real, pero ahí no hay mentira, hay amnesia selectiva.

    De hecho te puedo asegurar que la gran mayoría de las mujeres maltratas consiente el maltrato o porque tienen la autoestima tan mellada que suponen merecerlo, o porque están colgadas emocionalmente del maltartador o porque no ven salida posible a esa situación… confiar en que una persona cambie no es autoengañarse porque eso es posible, poco probable, pero sí posible, así que tampoco es una mentira.

    Un beso gordo, bonita y feliz semana

  2. Si algo no practico es el autoengaño. Creo ser despiadado conmigo mismo y me observo tal cual soy, aunque a veces juegue a fantasear sobre mí mismo. También el delirio como escribió Castilla del Pino es un mal necesario. Necesitamos vivir entre el delirio y la lucidez. Hay un campo de juego excitante y sugerente. Sé que puedo ser cruel, sádico, envidioso? cuando lo veo en mí me lo digo e intento reírme. No es fácil reírse de lo ominoso. Ya está el ego jugando malas pasadas me digo. Cuando a uno lo posee la ira, es la ira, cuando a uno lo posee la violencia, es la violencia. Es bueno mirarlo, intentando no juzgar. Son estados de la mente inquieta y revuelta. Somos egos en estado de ebullición que no descansan ni siquiera durante el sueño. El autoengaño es la mayor de las falacias. Nadie debería verse diferente a lo que es en realidad. Supongo que todo es un problema de observación.

    Gracias, Lola, por permitirme debatir contigo.

  3. Yo creo también, que el autoengaño es una forma de reforzar nuestra autoestima ante el engaño del exterior a que estamos sometidos continuamente.
    Un abrazo.

  4. María: en una mujer maltratada que cree merecer el maltrato ya hay mucho de autoengaño, yo lo veo muy claro. Con la autojustificación tambien lo veo. Todo son mentiras que nos creemos.
    Yo estoy segura que mi gran ego hace que me considere superior a muchas personas, para mí existe mucho tonto en el mundo. ¿No puede ser eso autoengaño?

    Un abrazo preciosa Maria. Lola

  5. Joselu: creo que nadie se libra del autoengaño. Hasta en los recuerdos más antiguos, cuando hay lagunas de memoria, tendemos a rellenarlas con cosas que no son reales pero son buenas para nosotros.
    Como le comento a María, el ego ayuda mucho al autoengaño y hace que a veces nos consideremos “mas guapos” en todos los sentidos, de lo que en realidad somos. Y nos lo creemos. Si de verdad, tú no, pues enhorabuena.
    Un beso Lola

  6. No te quepa duda, José, que el autoengaño nos refuerza, lo malo de esto es que si nos pasamos de rosca al autoengañarnos ya empieza a ser una enfermedad.
    Un abrazo Lola

  7. Lola, “a sus solas, nadie se engaña”. Otra cosa es lo que aparentemos o queramos aparentar ante los demás.
    Un saludo desde mi mejana

  8. Pues yo, como Joselu, tiendo a ser extremedamente dura conmigo misma, no me perdono una, no me engaño ni un poquito y hasta envidio a veces a quieneslo hacen, porque en definitiva, se es más feliz. Aquí solemos decir que esas personas “se la creen”, cuando tienen una imagen idealizada o inflada de sí mismas. No, el autoengaño no es lo mío, definitivamente.

    Un beso grande, Lola.

  9. Yo soy despiadada conmigo misma. Así me va. A veces creo que me paso pero esto viene de muy atrás en mi caso. Y lo cambié un poco, pero… Luego leo comentarios como no hace mucho que alguien me dijo… espera que lo busco: “Un 1% de tu talento nos gustaría a cualquiera, encima modesta” y suena bonito, pero no me lo creo, no creo que sea eso frente a la persona que me lo decía. Suele pasarme con los halagos. Me hacen sentirme incómoda la mayoría de las veces porque no los creo… no sé, reales tal vez. Y es que yo me observo y veo otra cosa. Supongo que es difícil ser objetivo con uno mismo, tanto para bien, como para mal. Eso sí, personalmente llevo infinitamente mejor la modestia personal de otros o directamente el silencio, que a aquellos que se piensan estupendos y se hinchan como pavos descaradamente cuando alguien les lanza un piropo. No soporto a estos segundos, pero es que la presunción y la vanidad las llevo realmente mal. Ya te digo, me parecen insoportables.
    Un beso, guapa.

  10. Estimada Lola: Estoy en Antropología de lo Cotidiano. Te agradezco tus generosos comentarios. Me gusta mucho los contenidos de tu blog. Felicitaciones y adelante. Estemos en contacto. Estoy en Uruguay. saludos.

  11. Hola querida Lola, creo que consciente o inconscientemente todos o casi todos nos autoengañamos,es un mecanismo de defensa que practicamos muchas veces sin darnos cuenta y a veces no queremos o no podemos ver que lo hacemos,,,,,es la vida misma,,, un besado

  12. Fer: ya veo que soy la única que se autoengaña o más bien que se ha eutoengañado en tiempos anteriores. Vuestra salud mental me da envidia. Un beso Lola

  13. Ay V. y tu tampoco. Al final “la rarita” soy yo. Besitos Lola

  14. Julio: me encanta encontrarte aquí y también muchas gracias por tus palabras. Te seguiré leyendo. Un abrazo Lola

  15. Chary, eso que tu dices era lo que yo pensaba pero de mis comentaristas deduzco que no es tan común como yo pensaba. Un besito con cariño. Lola

  16. Es interesante, este aspecto de la psicología. No sé si es posible un autoengaño al 100%, pero sí creo que en cierta medida es muy fácil caer en él: sólo hace falta convencerse de lo que queremos convencernos…
    Abrazo!

  17. Lola, qué entrada tan interesante. No solo me parece totalmente cierto sino que yo he sido y soy, en cierta manera, víctima de los dos ejemplosde autoengaño que da el autor. Es duro darte cuenta al cabo de los años de aquello que has escondido en lo más profundo de tu ser por miedo a perder tu autoestima. Mi familia de origen es exactamente como la describe el autor: una farsa. Besos.

  18. Marta: vivir en el autoengaño no conduce a nada, solo a descargar el ego de culpas.
    Creo que no es saludable para la mente pero muchos de nosotros lo practicamos. Un besito Lola

  • Etiquetas

  • ¿Que día es hoy?

    abril 2012
    M T W T F S S
    « Mar   May »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Archivos

  • ¿Cuantas entradas tengo?

    abril 2012
    M T W T F S S
    « Mar   May »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Entradas recientes

  • Páginas

  • Me llamo Lola y escribo para vosotros pero tambien para mi misma. Vivo una vida llena de acontecimientos y la vivo con ansia ya que tengo 75 años y no se lo que me espera. Me interesa todo y por eso tambien me interesas tu. En "Mis pensamientos y vivencias" escribo lo mas intimo de mi, sin pasarme, y en lo demas cosas que me interesan y pienso que a vosotros tambien. Quiero amigos, muchos amigos virtuales y aqui os espero.