Mis círculos

Esta imagen que encabeza mi post podria ser muy bien una radiografía de mi ser. Cuanto más vives viva, más círculos cerrados existen en tu vida y no  cabe duda de  que cuanto más vives sin vivir, más círculos abiertos  existen en tu vida.

 La vida se te llena de historias desde que naces, son círculos abiertos, capítulos,  que con el paso del tiempo tienes que ir cerrando y dejando atrás. Tu niñez, tus padres, tus hermanos, tus errores, los errores de los demás, tus fracasos, tus desdichas, tus logros,  las mentiras y tus mentiras, tus frustraciones, tus parejas,  y tantas cosas más. Lo que sucedió ya pasó, y por mucho que te empeñes en revivirlo,  es un hecho del que hay que desprenderse, o sea cerrar ese círculo y pasar página. 

Existen en mi vida muchos círculos que me ha costado cerrar y uno sobre todo que me duele mucho, que aún le falta un poquito para cerrarse.  Los que me han costado, son hechos que a lo mejor hubieran cambiado el rumbo  de  mi vida y que no pude vivirlos  por culpa de personas que me querían y de buena fé,  creían que obraban justamente. Me quitaron la libertad de elegir, pero… ¿de que me sirve sufrir por ello ahora? Yo ya no soy la misma que era y ya  ni siquiera quiero saber los motivos  de esas actuaciones. Los hechos suceden y yo ya cerré esos capítulos de mi vida y sigo mi marcha  hacia adelante.  No me olvido de mi pasado, lo tengo muy presente y con mis años  cada vez más cerca. Añoro cosas, eso sí, pero ya no sufro por ellas.

Si se terminó tu relación de pareja,  si tu trabajo ha cambiado,  si un amigo se va para siempre,  si cambias de casa o de lugar de residencia,  no desgastes tus energías en tratar de entender el porqué de todo.  ¿Para qué necesitas aclaraciones y el pensar  “a lo mejor, si yo hubiera o no hubiera hecho…”.  Lo pasado que moleste tu mente, bórralo,  cierra el círculo y a otra cosa.

Ese es el lema que quiero para mi vida. Os tengo que decir que ahora mísmo tengo muchos círculos abiertos y que no me interesa nada cerrar.  Creo que habrá algunos de ellos que cerraré con mi muerte. Y que sepais que uno de mis círculos abiertos y queridos sois vosotros, los que me leeis. A través de mi blog os voy conociendo y con alguno que otro tengo una relación especial y en algún caso, muy especial. Este círculo abierto de mi vida me produce mucho placer y por nada del mundo me gustaría cerrarlo.

A través de WordPress he votado en contra del “Proyecto PIPA o SOPA”   Os animo a que voteis pues en dos o tres dias se reune el Senado de EEUU para votar.

20 Responses to “Mis círculos”

  1. Querida Lola,,todo el mundo tenemos círculos abiertos y cerrados,,pero siempre,,,siempre hay que mirar hacia delante.Te conozco hace muy poquito,,,de los “roscones”,,jajjajaja,,,pero ya,me es imposible no pasar por aquí y leerte. Por cierto ,estoy haciendo otro curso de panes integrales,,recuerdos de Beatriz.Precisamente hemos hablado de ti,les he dicho que habitualmente pasaba por aquí,que sepas,,que te aprecio mucho y espero volver a coincidir pronto,,,muchos besos,,,Chary

  2. Últimamente me cuesta centrarme en los círculos del blog. Me invade cierta desgana. Veo que mi atención se va a los libros, los digitales, me siento absorbido por ellos gustosamente. Me siento menos activo, es como si fuera un malestar creativo que me llevara a la pasividad. Hoy he ido a ver una película excelente. Los descendientes, en la que trabaja magníficamente Georges Clooney. Una pequeña joya.

    La vida, sí, la vida, los círculos, los abiertos y los cerrados. No sé, Lola, no tengo ganas de pensar. Me ha encantado tu post y sé que algunos de los que pasamos por aquí somos amigos gustosos de tu mundo, de tu modo de ver las cosas, de tu sensibilidad y de tu lógica. Es un placer y un privilegio estar un ratito en tu casa.

    Solo me apetece ver buen cine y leer.

    Un abrazo.

  3. A mí me cuesta horrores cerrar esos círculos, suelo recrearme en ello además. En el cierre. Sean círculos buenos, o malos, buenísimos o verdaderamente horrorosos. Eso sí, una vez los cierro, no vuelvo atrás.

    Besazos, Lola.

  4. Me gusta la idea que expones de los círculos y me alegra pertenecer a uno de ellos!!
    Estoy de acuerdo contigo en que no vale le pena lamentarse por lo que pudo ser de los círculos cerrados. Abrazo!

  5. Tal vez hay que proponerse abrir nuevos círculos, aunque otros se cierren, mantener la mente (el mayor de esos círculos) abierta.

  6. Querida Chary: ¡Como me ha gustado tu comentario! Creo que ya somos amigas ¿A que si?
    He abierto un blog de panes y m´´as cosas y me gustaria que lo vieras.
    Entra en: http://panaderaimperfecta.wordpress.com

    Dime algo que me hace mucha ilusión. Un beso Lola

  7. Joselu, también he visto “Los descendientes” y es una gran película. ¡en que lios te mete la vida cuando menos te lo esperas!
    ¿Estas bajo de forma o solamente un poco harto de todos nosotros? Son temporadas, yo ahora entusiasmada con mi nuevo blog. ¡ya veremos! Un beso Lola

  8. V: a todos nos cuesta cerrar círculos, no es facil pues a veces es dar otro rumbo a tu vida. A mí me ha pasado y sí que cuesta, y mucho. Beso Lola

  9. Zamarat: claro que perteneces a uno de ellos, faltaría más. Y no quiero que se cierre.
    Si te gusta el pan pasa por mi nuevo blog
    http://panaderaimperfecta.wordpress.com
    Un besito Lola

  10. Para mí lo más importante, la mente. Creo que jamás se me cerrará, tengo mucha fé en ello.
    Gracias por aparecer por aquí Victor, es un placer. Un abrazo Lola

  11. ¡Qué bella y sensata visión de la vida nos regalas, Lola!

    GRACIAS.

    Te regalo un poema que tal vez hayas leído, que se ha atribuído a Borges erróneamente, pero bien podría haberlo escrito, y no importa su autoría:

    INSTANTES

    Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
    en la próxima trataría de cometer más errores.
    No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
    Sería más tonto de lo que he sido,
    de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
    Sería menos higiénico.
    Correría más riesgos,
    haría más viajes,
    contemplaría más atardeceres,
    subiría más montañas, nadaría más ríos.
    Iría a más lugares adonde nunca he ido,
    comería más helados y menos habas,
    tendría más problemas reales y menos imaginarios.

    Yo fui una de esas personas que vivió sensata
    y prolíficamente cada minuto de su vida;
    claro que tuve momentos de alegría.
    Pero si pudiera volver atrás trataría
    de tener solamente buenos momentos.

    Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
    sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

    Yo era uno de esos que nunca
    iban a ninguna parte sin un termómetro,
    una bolsa de agua caliente,
    un paraguas y un paracaídas;
    si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

    Si pudiera volver a vivir
    comenzaría a andar descalzo a principios
    de la primavera
    y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
    Daría más vueltas en calesita,
    contemplaría más amaneceres,
    y jugaría con más niños,
    si tuviera otra vez vida por delante…

    Lo corto aquí porque creo que aún tienes muchos instantes por vivir sin tantas hipótesis de cómo lo harías si pudieras hacerlo de nuevo.

    Y apoyo tu iniciativa contra P.I.P.A. y S.O.P.A.

    ¡Un beso grande!

  12. Cuanta inteligencia nos da la experiencia. Si vivieramos dos veces , la segunda sería casi perfecta.
    Fer, he abierto un blog de cocina y pronto pondré el Roscón de Reyes. Si quieres entrar en él:
    http://panaderaimperfecta.wordpress.com
    Me encantaría que me comentaras que te parece. Un abrazo y ha sido un hallazgo encontrarte en mi vida. Lola

  13. Cuando llegas a un punto en el que dices, bueno, esto ya no puede dar más de sí, ahora, por fín, voy a disfrutar del tiempo hermoso que me reste, cuando menos lo piensas, aparece lo más sorprendente e inesperado. Y, a veces, te encuentras con todos los planes rotos, con algo que estalla de repente, porque va contra una persona que quieres, y ves que no hay otra fórmula que recomponerte, pegarte los trozos que se han roto y tratar de contener el agua de tu vasija, aunque se escape por los poros. seguiremos adelante porque somos una gente muy resistente, hemos aprendido a enfrentarnos a problemas reales y a plantarles cara, esa es la cuestión.

    Un abrazo. Franziska

  14. Yo siento una gran necesidad de cerrar esos círculosLola, de hecho si no los cierro me angustian. Necesito sentir que las cosas quedan “completadas”, aunque a veces no estén cerradas como a mí me gustaría, aunque ese cierre no sea perfecto.
    Es esencial para mí para poder seguir adelante no tener temas pendientes, no siempre es fácil, y a veces lleva tiempo porque para poder cerrar hay un tiempo y un espacio, y la prisa no sirve de nada. A veces hay que saber esperar, aparcar el asunto, dejarlo en stand-bay hasta que llega el momento.
    Entonces vamos conquistando y recuperando espacios internos de paz.

  15. Sí, Franziska, sí, nuestra fortaleza ante las adversidades es inmesurable. Yo siempre digo que no quiero que la vida me envíe todo lo que puedo soportar porque sería terrible, tenemos fuerza para todo aunque no seamos fuertes. Un beso de LOla

  16. Y también hay veces que no depende de tí cerrarlos y entonces tienes que esperar. Es imprescindible tener paz en tu vida, imprescindible del todo, dormir tranquila sin círculos abiertos que te intranquilicen. A eso quiero llegar yo, María. Un beso de Lola

  17. Queridisima Lola, tienes razón en muchisimas cosas. y una de ellas es que no se debe pensar demasiado en los porqués???

  18. Pues tengo que decirte que este post me da mucho que pensar, porque yo tengo tendencia a darle demasiado vueltas a las cosas y creo que realmente pierdo demasiadas energías y tiempo en eso. Le daré unas cuantas vueltas a eso (la cabra siempre tira al monte, jajajaja!!), e intentaré no darle tantas vueltas a las cosas.
    Besos de panterita.

  19. Porque, Carlos, para que interesa hurgar en cosas pasadas?…….. Un beso Lola

  20. Pues empieza ya Panterita, porque tener muchos círculos abiertos es malo para nuestra salud mental. Un besito de Lola