Verano 2011

 

 

Es difícil en este trastornado mundo en que vivimos poder abstraerte de todo lo que pasa.   Suceden demasiadas desgracias  que están fuera de tu alcance y que,  si no duelen como las propias, también duelen.

Mi intención cuando me despedí de vosotros a finales de Junio era pasar dos meses  olvidada y olvidándome del mundo entero. Eso no ha sido posible.

¿Como obviar la horrible masacre de Noruega? ¿Y el  doloroso drama del Cuerno de África, del que todos somos responsables? ¿ Y el  descalabro de Estados Unidos, perdiendo su hegemonía mundial? ¿ Y la hecatombe europea y por ende  la de nuestro país? ¿Los disturbios en Inglaterra? ¿Y Siria? ¿Y Libia? ¿ Y los parados sin que veamos su fin?  …  y mucho más,  lo que hace que nuestra vida diaria esté rodeada de pesimismo y nos encontremos en un incierto y negro futuro donde la única certeza que tenemos es que nuestros descendientes no van a disfrutar del bienestar  que hemos disfrutado nosotros. Me pregunto si esto no  será la cercanía de la llegada de la Bestia.

De todas maneras, y apartándome un poco de los sinsabores del verano, también he tenido momentos agradables:  cinco dias en un hotelito en Mojácar a orillas del mar,  comidas familiares con hijos, sobrinos y “demás familia”, adelgazar  seis kilitos y poder volver  al bikini,  disfrutar del mar, de la lectura, escribir mis cosas,  jugar tenis, hacer pilates …  y sobre todo, hincharme a hacer pan porque … ¡estoy vendiéndolo en una tienda delicatesen!  No sabeis con que ilusión lo hago pensando que me lo compra gente desconocida y que…¡¡ le gusta!!.  No me voy a hacer rica,  pero me encanta coger un dia 30 euros,  otro 40 ó  50…….   Un verdadero placer, os lo juro.

Bueno, pues con estas cositas he intentado pasar un verano más o menos tranquilo y esperando mejores tiempos.  ¡Hasta pronto!

19 Responses to “Verano 2011”

  1. Ya estamos de nuevo por aquí, Lola. Ha sido un placer reencontrarte y tener de ti tan buenas nuevas sobre tu fabricación de pan, Mojácar, los baños en la playa…
    Todavía hace por aquí un calor endiablado debido a la alta humedad. Yo no he hecho nada apropiado al verano salvo unos diez días haciendo un trecho del camino de Santiago. No he ido a la playa, no he tomado el sol, he leído poco y no sé muy bien en qué he aprovechado el tiempo. Tengo la impresión de que espero más ilusionado el otoño que pronto llegará. Hace años era cuando me iba a viajar por el mundo mientras que en el verano me dedicaba a sestear en la ciudad imaginando los viajes del otoño. Ahora no es posible.

    En cuanto a la situación mundial, coincido contigo en ver la como oscura pero ¿qué época no lo ha sido?, me pregunto. No sé muy bien qué pensar, estoy como anestesiado esperando no sé muy bien qué. Dudaba en si volver a publicar y retornar a una vida anónima, alejada de internet. Pero, quiá, me tira esto. Es como poder desarrollar mi vocación frustrada de periodista. Además mientras escribo doy salida a mis demonios interiores.

    Hice pan con alguna de tus recetas, pero no lo he vuelto a hacer. Ayer pensé en ti al ver el paquete de harina de fuerza que compré para amasarla y fabricar esas hogazas tan apetitosas y densas.

    Te doy la bienvenida, amiga, probablemente ya no seamos los mismos, pero pondremos en esto toda la ilusión de que dispongamos, que no es poca.

    En cuanto al cuerno de África, no sé qué se podría hacer. Dices que somos responsables, pero no lo tengo claro. Antes pensaba eso, pero ahora soy también consciente de sus propias responsabilidades fallidas. Nadie puede ayudar a quien no se quiere ayudar. No todo es culpa del pérfido occidente. Me gustaría pensar que sí.

    Un fuerte abrazo.

  2. Mi querida Lola: Me da mucha alegría volver a verte por aquí y saber que estás bien y encima metiéndote a empresaria de una panificadora 🙂 Exijo fotografías de los panes 🙂

    Bienvenida, corazón. Se te echaba de menos.

    Brisas y besos.

    Malena

  3. Bienvenida Lola.

  4. Hola preciosa, veamos…que el mundo da asco….me temo LOLA que no es una novedad, fíjate que el tango Cambalache de discépolo… es de mil novecientos treinta y tantos y si lo escuchamos ahra es tal cual… pero ¡¡vaya!! calcadito. Yo creo que todo lo magnifica el exceso de información que a todas horas nos taladra la retina…nada más que eso. Antes la humanidad no se enteraba de lo que ocurría al lado de su casa y ahora vivimos lo que ocurre al otro lado del planeta con la misma intensidad que si ocurriera al lado nuestro.

    Y sí, naturalmente que en cierta medida todos somos responsables de lo que ocurre…pero repito…siempre, siempre ha sido así LOLA… la historia cambia de personajes… lo hechos si te fijas, parecidos.

    En fin, me alegro de tu verano y de tu éxito como fabricante de pan ¡¡vaya maravilla me alegro muchísimo por ti!! tengo a mi hijo pequeño todo el día haciendo magdalenas, bizcochos y demás y le he dicho que o se busca clientes o su producción excede nuestro consumo…creo que lo voy a mandar a ofertar sus productos a lo mejor tiene suerte como tú:-)

    Un placer tenerte otra vez por aquí.

    Gracias por ser puntual a nuestra cita:-)

    Un beso enooorme mi cielo.

  5. ¡Qué maravilla lo del pan, me has dejado de piedra! Tiene que ser fantástica la sensación de ver que a la gente le gusta lo que haces con tus propias manos, enhorabuena…

    Y qué gran verano has tenido a nivel personal. A nivel global, ojalá las malas noticias se quedaran en el verano, pero el ser humano tiene tal capacidad de autodestrucción que las tenemos en todo el año. No nos queda más remedio que intentar abstraernos un poco para disfrutar de todo lo bueno.

  6. Caray Lola, ya me tenías esperando ansiosamente tu regreso, pero no pensé que regresaras algo pesimista. Mira, la situación mundial está bastante difícil, es cierto, pero no podemos perder la perspectiva. Hay cosas internas de los países que deben resolverse de una manera u otra, y como no se han enfrentado a esas problemáticas antes, ahora son difíciles de abordar. Pero no debemos perder la esperanza: si hemos sobrevivido sobre la superficie de la tierra durante más de un millón de años, ¿por qué no pensar que podemos hacerlo, si tenemos la voluntad de unirnos?

    Me alegra mucho que te sientas contenta al vender tu pan. Cuando haces la comida con gusto, mejor sabe. He vuelto a escribir en mi blog, aunque las últimas tres entradas son algo tremendas. Si gustas, léelas y me cuentas qué opinas.

    Un abrazo

  7. La verdad, Joselu, que ha sido un verano que no sé muy bien como calificar. Dentro de mí todo va bien, me encuentro en un mundo que no me gusta pero sin embargo la vida me gusta y mucho. Creo que a veces la magnifico y pienso que ha valido la pena llegar a mi edad y ser como soy ahora. Me ha costado mucho llegar al punto en que me encuentro ahora, pero doy por bienpasadas todas mis desgracias por el placer que me produce verme tan hecha como persona como yo creo que estoy.
    Pasa la vida y yo la acompaño en su viaje procurando disfrutar de las pequeñas cosas que me ofrece.

  8. Malena querida: ya tenía ganas de volver y encontrarte. Publicaré pronto fotos de mis panecillos, esos que me van a hacer millonetis.
    Me voy a tu blog a ver que me encuentro. Besos.

  9. Victor Manuel, me encanta que me hagas saber que has pasado por aquí. Un abrazo.

  10. querida María: siempre me haces reir con tus preciosas cositas.
    Le comentaba a Joselu que no me gusta nada como va el mundo pero que la vida en sí me hace feliz; y eso es seguramente porque no le pido demasiado.
    Una de las cosas que le pido es que siempre estés ahí, animándonos a todos y haciendo que una sonrisa aparezca en nuestras caras. Gracias por ello.

  11. ¿Has visto Juan? me he vuelto hasta empresaria!! No sabes lo que disfruto.
    He leido algo de lo que has escrito y voy para allá para decirte lo que pienso. Un beso.

  12. Naturalmente Odiseo. Entraré a tu blog a ver lo que has escrito y te daré mi opinión. Seguro que me gusta y si no es así te lo diré.
    Estoy encantada con mi pan y mi nieta me dice que no hago otra cosa que hacer pan todo el día. Exagera un poco. Un abrazo.

  13. Como tú, Lola, también siento una gran decepción y lo que es peor, desilusión, por el devenir social que estamos padeciendo y la falta de luz esperanzadora en el horizonte.

    Gracias al cultivo y disfrute de esas pequeñas cosas vamos sorteando los sinsabores. La vida, aunque sea un tópico sin sentido, es así…

    Incidir en el entorno más próximo es lo que debemos hacer de la mejor manera que sepamos. Pretneder ir más allá es pura y simple ingenuidad.

    Bienvenida y un fuerte abrazo, Lola

  14. Quise decir “pretender”…

  15. Pues entonces, Luis Antonio, hagamos felices a los que tenemos cerca, familia y no familia, y si todos lo hiciéramos así la vida se vería de otra manera.
    Me gusta saber que estás ahí. Lola

  16. Totalmente de acuerdo contigo. Tu entrada me recordó esta canción.
    un beso Lola
    http://www.youtube.com/watch?v=mbBcTSyaQdA

  17. ola, querida, me alegra regresar y encontrarte. Tengo cosas que contarte. Estoy probando a ver si por fin puedo subir comentarios al blog, parece que no. De todo lo que dices tienes la razón. Y de tu verano lo que más me ha gustado es que vuelvas a usar bikini (yo renuncié, jajajaja) y lo de la venta del pan exclusivo, puedo encargar desde acá? Un beso grande y cálido, amiga.
    Iris

  18. Y yo Carlos, me veo identificada con ella. Gracias. Un besito. Lola

  19. En vista de que no puedes poner comentarios, Iris, te pongo un mail para contarte cosita. Haz tu lo mismo. Un abrazo Lola