Entries Tagged as ''

Verano 2011

 

 

Es difícil en este trastornado mundo en que vivimos poder abstraerte de todo lo que pasa.   Suceden demasiadas desgracias  que están fuera de tu alcance y que,  si no duelen como las propias, también duelen.

Mi intención cuando me despedí de vosotros a finales de Junio era pasar dos meses  olvidada y olvidándome del mundo entero. Eso no ha sido posible.

¿Como obviar la horrible masacre de Noruega? ¿Y el  doloroso drama del Cuerno de África, del que todos somos responsables? ¿ Y el  descalabro de Estados Unidos, perdiendo su hegemonía mundial? ¿ Y la hecatombe europea y por ende  la de nuestro país? ¿Los disturbios en Inglaterra? ¿Y Siria? ¿Y Libia? ¿ Y los parados sin que veamos su fin?  …  y mucho más,  lo que hace que nuestra vida diaria esté rodeada de pesimismo y nos encontremos en un incierto y negro futuro donde la única certeza que tenemos es que nuestros descendientes no van a disfrutar del bienestar  que hemos disfrutado nosotros. Me pregunto si esto no  será la cercanía de la llegada de la Bestia.

De todas maneras, y apartándome un poco de los sinsabores del verano, también he tenido momentos agradables:  cinco dias en un hotelito en Mojácar a orillas del mar,  comidas familiares con hijos, sobrinos y “demás familia”, adelgazar  seis kilitos y poder volver  al bikini,  disfrutar del mar, de la lectura, escribir mis cosas,  jugar tenis, hacer pilates …  y sobre todo, hincharme a hacer pan porque … ¡estoy vendiéndolo en una tienda delicatesen!  No sabeis con que ilusión lo hago pensando que me lo compra gente desconocida y que…¡¡ le gusta!!.  No me voy a hacer rica,  pero me encanta coger un dia 30 euros,  otro 40 ó  50…….   Un verdadero placer, os lo juro.

Bueno, pues con estas cositas he intentado pasar un verano más o menos tranquilo y esperando mejores tiempos.  ¡Hasta pronto!