¿ Por que?

Me encuentro desolada aunque no lo conocía.  Vivía con su madre cerquita de mi casa e iba al instituto que hay enfrente de la suya. Tenía 14 años.

Anteayer por la mañana, él en el piso 13 y su madre,  su novia y sus amigos, viéndolo desde abajo y gritándole que no lo hiciera, Vann se lanzó al vacío.

Dicen que era guapo y alto y dicen también que estuvo durante los cinco dias previos  a su muerte vistiendo de blanco de arriba a abajo,  diciendo a sus amigos lo que pensaba hacer y repartiendo sus cosas entre ellos. Era un niño conflictivo en el instituto y en casa y se supone que con muchos problemas interiores.  Era colombiano y llevaba pocos años aquí.

Leo en Internet que en el suicidio en la adolescencia hay indicadores que lo predicen: hablar de suicidios, interés por el tema de la muerte, despedidas y repartición de bienes…..

El suicidio entre adolescentes ha aumentado dramáticamente a causa de los divorcios, la formación de una nueva familia, mudanzas a nuevas comunidades y varias causas más. Los adolescentes experimentan mientras van creciendo,  sentimientos de confusión, dudas sobre sí mismos, desadaptación en ocasiones y baja autoestima.

Estoy desolada, sí. Pienso en esa madre, pienso en  ese niño que ya no podrá vivir su vida.  Las personas somos un todo,  con todos y con todo,  y una pérdida así es una pérdida para todos y para todo.

14 Responses to “¿ Por que?”

  1. Mi querida Lola: Una muerte siempre es dolorosa y si se trata de una persona joven mucho más. Hay muchísimas razones por las cuales suceden estas cosas que han pasado siempre pero la falta de comunicación es una de las grandes causas. Imagino el dolor de esa madre y la consternación de los que lo conocían.Descanse en paz.

    Brisas y besos.

    Malena

  2. Todavía estoy impactada Malena. Que pena de chico con su vida tirada a la basura. Existen muchas cosas en la vida que no me puedo explicar. Tal vez algun día las entienda. Un beso Lola

  3. La adolescencia siempre es una época difícil, o por lo menos la mayoría de las veces. Cuando oigo a alguien que dice que volvería con gusto a tener 15 años, yo siempre pienso que ni loca. Y es que mi adolescencia tampoco fue muy agradable, y también se me pasó por la cabeza la idea del suicidio, pero no lo intenté ni una sola vez. Y ahora me alegro de ello, porque la vida no es fácil para nadie, pero es hermosa si sabemos verlo, y cuantas cosas hermosas me habría perdido si me hubiera suicidado entonces.
    Como consuelo sólo puedo decirte que si bien no experimentará muchas cosas hermosas que se habrá perdido sin remedio, él ya no volverá a sufrir nunca más por nada. Ahora lo peor queda para su familia y amigos.
    Besos felinos.

  4. Acabo de leer un post -que te recomiendo- titulado Lengua en literatura y trata sobre un joven llamado Pedro. Tu post y el de Hortensia Lago hablan de algo concomitante: la fragilidad de la adolescencia en circunstancias difíciles y adversas. La vida es atroz, Lola, y no tiene piedad por los que caen. No sé dónde está el punto en que nosotros pudiéramos hacer algo. Como contribuyentes pagamos a asistentes sociales, educadores, jueces, policías… pero no es suficiente para salvar a niños como el que tú nos traes a tu blog. Nos produce desolación pero ese muchacho hubiera necesitado tal vez que alguien se apiadara de él. Y no siempre es posible. No sirve de mucho lamentarlo. Quizás todo estaba escrito. Tal vez todo esté escrito. No sé.

  5. Hola Lola,
    yo no creo que los divorcios sean causa de suicidio. No creo que la familia sea responsable de que un joven se mate. Pero sí otros factores, como la medicación, por ejemplo. Hay muchisimos jovenes que estan medicados por depresión y algunos antidepresivos producen ganas de suicidarse. Las vacunas, la comida con toda la porquería que hay dentro hace que el cerebro no funcione bien. La depresion es causa de suicidio.

    Vivimos en una sociedad supermedicada.Mal alimentada. Mal alimentada fisicamente y espiritualmente tambien. Habria que saber si este joven estaba medicado por algo. Hay toda una historia detrás de una persona y cuando uno lee una noticia no tiene todo el contexto.El alcool, las drogas, los juegos videos… todo esto hay que tenerlo en cuenta. Todo esto hace que muchos jovenes no estan bien, ni fisicamente ni mentalmente.

    Si las ballenas estan completamente perdidas, desorientadas, es normal que los seres humanos lo estemos tambien. Hay algo que no funciona bien en este mundo, una desarmonia, un malestar muy profundo. Pero digo, la medicación que los psiquiatras dan, y esto desde la infancia, y las vacunas, no ayudan a que un cerebro funcione en toda su fuerza. Y somos ante y sobre todo un cerebro.

    Un abrazo fuerte,

  6. Pantera: No se que hacemos en esta sociedad, que no sabemos ni educar ni integrar a la juventud. Me alegro de que tu sólo lo tuvieras por pensamiento porque es verdad que perderse la vida aunque sea dura….. Un beso Lola

  7. Joselu: leí sobre Pedro a Hortensia Lago y tienes razón en lo que dices: ¡que fragil es la adolescencia cuando no le van bien las cosas! Algo estamos haciendo mal, muy mal. Un abrazo Lola

  8. Lydia, en algunos casos un divorcio contencioso y jugando con los hijos por un lado y por otro, puede conducir a un adolescente a un suicidio. La depresión yo creo que es la primera causa. En este caso me he enterado a posteriori, que lo han intentado varios amigos con pastillas y solo este lo ha conseguido. Alguno de los otros todavía está en el hospital.
    Que mal que lo estamos haciendo!!! Besos Lola

  9. Qué horror, Lola! Yo tampoco puedo explicarme ese tipo de acciones en una persona que tiene toda su vida por delante, pero es cierto que la adolescencia es una etapa dura y conflictiva, en la que uno empieza a ser uno mismo y eso le acarrea infinidad de incertidumbres. Todos los aspectos que comentas influyen, pero lo único válido es procurar que esos chicos y chicas se sientan seguros, arropados y queridos.
    Lo que me parece increíble es que nadie diera la voz de alarma, porque parece que e´l estaba pidiendo auxilio a gritos, con su vestido blanco (cuando se hacen el santo) con sus palabras o reparto de bienes. me parece que se sentía bien solo ese pobre chico!

    besos

  10. Estoy contigo, no soy capaz de entender estas cosas y, como tú, me quedo desolado sólo de pensarlas. ¿Qué puede llevar a alguien tan joven a querer acabar con su vida…? Me pueden poner doscientos estudios, informes y trabajos sobre el tema que seguiré sin entenderlo… Y si encima te ha tocado tan cerca, te entiendo todavía más. Ánimo.

  11. Lola, la muerte es la única certeza con la que llegamos a la vida y aún así no nos acostumbramos a ella, menso si se trat de un joven, casi un niño, que por más razones y argumentos que busquemos le correspond{ia aún la protección paterna y no lo digo con ánimo de buscar culpas, que ya nada resuleven, pero a veces nos enredamos tanto en la madeja del día a día que ni siquiera vemso lo que pasa a nuestro alrededor, ese niño como otros tantos es víctima de la sociedad hacia la cual como especie hemos evolucionado los humanos, ni que decir del dolor, especialmente para la madre, no parimos a nuestros hijos para enterrarlos, esa es uan de las penas que no creo se cure jamás, nadie puede entender cosas como estas y mucho menos quedar al margen, lo peor es lo poco que podemos hacer incluso a veces hasta por los que están a nuestro abrigo y cuidado, no hay manuales para la vida y menos para la adolescencia, es comprensible tu pena, y descifrar el enigma no servirá de consuelo. Un beso y mis mejores deseos para ti.

  12. Pues verás mi querida LOLA,

    desde que he visto de lo que trataba tú entrada, me he resistido a entrar, porque este es un tema, que desgraciadamente he vivido por dos veces en gente muy cercana a mi y no te puedes ni imaginar lo terrible que se me hace meterme en ello. Pero como soy un desastre y no encuentro tu correo, no quería dejar de decirte algo.

    Verás, es cierto que estos niños dan señales, pero en los casos que yo conozco, nunca tan llamativas como la del caso que tú comentas.

    Hay algo común e todos los casos, de suicidios de adolescentes, son seres muy frágiles, terriblemente frágiles a los que por desgracia, por muy encima que estés de ellos es muy difícil salvar y te aseguro que el no haberlo podido hacer, es de las cosas más terribles que les puede suceder a unos padres en esta vida, incluso más terrible y devastador que el perder a ese hijo.

    La culpabilidad e impotencia , que les genera esta pérdida es algo imposible de cuantificar, ni entender. Con ellos no perdemos a un niño, desgraciadamente casi se pierde a la familia entera de ese niño, porque se convierten en zombis en vida, jamás volverán a ser los mimos. A los que estamos cerca no sabes la pena tan inmensa que nos da verles así y no poder ayudar en nada.

    Sólo el tiempo ayuda, jamás cura, pero ayuda a que duela menos.

    En fin cielo, que lo dejo, sólo quería que supieras que a veces, el hombre ante estas cosas se siente tan impotente, que sólo hablar de ello, ya es terrible. Imagínate lo bien que comprendo tu pena por ese vecino tuyo. Lo siento mucho LOLA., todo mi cariño para ti y para esa familia.

    Un beso muuuy grande, mi querida abu:-) ¡¡cuídate mucho!!

  13. Es lamentable, Lola. Esto no es solamente cuestión de ese niño y de esa familia, sino de la manera en que vivimos en nuestros tiempos: aislados en medio de la multitud.

  14. Tiempos muy malos para los adolescentes. Todavía no conocen la vida y ya la han vivido mucho. Con pocas expectativas, no ven futuro, Victor Manuel..