Haití cinco meses después

Haití: Cinco meses después

Matilde Moreno rscj

Desde Puerto Príncipe nos llega esta muy interesante información de cómo están las cosas allí, sobre el terreno. La escribe una religiosa del Sagrado Corazón: Matilde Moreno quien ya nos ha enviado otras informaciones de interés con anterioridad. Quien desee colaborar o bien ampliar la información, puede ponerse en contacto con ella (Redacción de R. C.)
Puerto Príncipe, de junio 2010
Querida gente amiga:
Pues sí. Ya han pasado cinco meses y todo, a simple vista, sigue peor. Se ven lentos avances en la tarea de desescombrar aunque, en la mayoría de los casos, se está haciendo a fuerza de mazos, palas y manos. A este paso durará años. Se ven poquísimas excavadoras mecánicas y es que su alquiler tiene unos precios prohibitivos. Hay quien se está haciendo muy rico con esta tragedia.

 

Cada vez que desescombra un edificio el duelo recomienza para las familias que encuentran lo que queda de los cadáveres de sus seres queridos.

El país necesita mucha ayuda pero, al mismo tiempo, fuera de las ONGs, es difícil hacerlo. Yo, afortunadamente, he encontrado la posibilidad de hacerlo, creo que por lago tiempo, en la Célula de Ayuda Psico-Social que la Conferencia Haitiana de Religiosos ha formado. Formo equipo con el P. Michel, provincial de la Congregación de la Santa Cruz, que es doctor en psicología y que dirige la Célula con enorme dinamismo y eficacia. Él se encarga de adiestrar a la gente en el estudio de casos y patologías. La otra persona del grupo es la Hna. Marie Pierre, psicóloga y también de la Santa Cruz que se encarga de la terapia de grupos y, por último, yo que me encargo de presentar qué es un terremoto y por qué se produce (el conocer el por qué y el cómo de algo es lo que quita más ansiedad). Trabajo también toda la parte del duelo para que cada uno sepa dónde está y descubra qué camino le queda por recorrer. También doy pistas para que puedan descubrir en qué estado se encuentran los niños-as y cómo deben tratarlos ellos y sus familias para ayudarles a mejorar. Además dedico mucho tiempo a ejercicios de terapia utilizando el cuerpo para que puedan ellos mismos mejorarse y después ayudar al alumnado. Nuestro trabajo se está centrando en el profesorado de diversos colegios, universidades y jóvenes voluntarios de la Pastoral Universitaria que trabajan luego como multiplicadores. Tenemos mucho más trabajo del que podemos atender.

Otra buena noticia es que hemos encontrado una casa para alquilar. Es de una señora haitiana que vive en Estados Unidos y que después del terremoto necesita alquilarla para, con ese dinero poder rehacer el muro que la rodea y que se cayó con el terremoto. Después nos queda a nosotras pintarla y adecentarla porque está con muy mal aspecto y ¡ya está bien de ver escombros y desastres por todas partes!

Lo de la casa ha sido muy importante porque así podremos retomar todas nuestras actividades con las chicas que camina con nosotras, recibir a rscj o colaboradoras-es que quieran venir y seguir buscando una plataforma apostólica en Puerto Príncipe.

En los periódicos aparecen todos los días maravillosas promesas del gobierno sobre la reconstrucción del país. Noticias que nadie cree y que dicen va a costar muchos millardos de dólares americanos. Mientras tanto la gente sigue viviendo bajo tiendas de campaña, en el mejor de los casos, y sin espera de mejora. La temporada de lluvias ya ha comenzado. Se esperan varios ciclones violentos para este año. Si ya son cenagales los campos de refugiados ¿a dónde podremos llegar?

La vida en los campos está haciendo subir a cifras nunca vistas las violaciones, prostitución, contagios de sida, robos y la dependencia, que ya era muy fuerte en el país.

Además Haití ha recibido la oferta de una manzana envenenada de manos de la Monsanto y el gobierno la ha aceptado tan contento. La Monsanto ha “donado” toneladas de sus semillas híbridas que necesitan para crecer de sus herbicidas y pesticidas y además, no se puede guardar una parte de la cosecha para volver a sembrar con lo cual la dependencia de la Monsanto se perpetúa. Os mando un enlace de internet donde podréis informaros de todo esto y conocer las movilizaciones que se han empezado a dar. http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?boletim=1&cod=48359&lang=ES

La presencia de las ONGs, más de 800, está siendo positiva en algunos casos pero muy dudosa en otros. Se están produciendo casos como los siguientes: médicos haitianos que se plantean el dejar el país porque al haber tanta asistencia médica gratuita, han perdido su clientela; colegios y empresas privadas que tienen graves problemas para funcionar porque su profesorado o personal más preparado se ha ido a trabajar con las ONGs que pagan mucho mejor y en dólares americanos; comerciantes que no tienen compradores porque hay multitud de cosas que la población recibe gratis. Es una pescadilla que se muerde la cola porque la ayuda es necesaria pero no puede seguir destruyendo la precaria economía del país.

El 1 de junio asistí a la conmemoración del 4º aniversario de la fundación de Fe y Alegría en Haití. Es esperanzador ver el giro que ha tomado. Yo seguiré colaborando en la formación del profesorado.

Hoy empiezo a trabajar en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Católica (UNDH) dando clases de español. ¡Dar clases me encanta! Es una verdadera terapia para mí.

Necesitamos gente para las comunidades de Puerto Príncipe y la de Verrettes. Misiones muy diferentes. Hay para todos los gustos. ¿Alguien se anima? Sólo podemos decirles que las que estamos aquí no tenemos tiempo de aburrirnos, convivimos con un pueblo que nos enseña a diario a apostar por la vida y el campo es tan amplio que es difícil no encontrar algo interesante para hacer ni algo bonito para aprender y compartir.

No puedo terminar sin agradecer a Dolores Alexandre la magnífica reflexión sobre el “pozear” que ha colgado en la web. En estas tierras es importante poder beber y respirar hondura.

También mi agradecimiento a Kathy por su carta del Sdo. Corazón que me llegó ayer. ¡Muy buena!

No me olvido de tantos colegios, comunidades, parroquias y gente amiga que envía fondos para ayudar a este pueblo. Se está creando una red de solidaridad muy bonita.

¡Feliz fiesta del Dios del Corazón Grande!

Ya me despido. Aquí seguimos ilusionadas y trabajando, haitianas-os y gentes de buena voluntad del mundo, por el futuro de un país por inventar, porque el que había no nos gusta.

Un abrazo muy fuerte

Matilde Moreno rscj     

Monsanto es la fábrica de EE.UU mas importante en producción de semillas trasgénicas.

                                                                                          __________________________________

Mi amiga bloguera Anabel (dirección de su blog a la derecha del mío) me concede este premio que yo acepto de todo corazón.

 

15 Responses to “Haití cinco meses después”

  1. Ay, Lola, qué situación tan extrema y tan dura. Si no tuviera una familia a mi cargo me largaba allí ahora mismo, a ayudar, a dar clase o a lo que fuera. Lo que está vivieno esta gente es demencial, peor que una guerra, y los medios parece que ya se olvidaron de que allí continúa y se acrecienta la tragedia.

  2. Lola, amiga, en Haití hay muchos colaboradores cubanos de los que no habla la gran prensa, también varios periodistas. Me agustaría estar allá alguna vez, ayudar en algo (sin estorbar) y más que estoy tan cerca. No me olvido del tema y he buscado estudiantes haitianos que están aquí en Las Tunas para conversar, entrevistarlos. Pero, quienes están allá son quienes están en la peor situación. Ah, también “conversé” vía email con el jefe de la misión educativa de Cuba allá y me ha narrado cosas espantosas realmente. Un beso.

  3. Lola, amiga, en Haití hay muchos colaboradores cubanos de los que no habla la gran prensa, también varios periodistas. Me agustaría estar allá alguna vez, ayudar en algo (sin estorbar) y más que estoy tan cerca. No me olvido del tema y he buscado estudiantes haitianos que están aquí en Las Tunas para conversar, entrevistarlos. Pero, quienes están allá son quienes están en la peor situación. Ah, también “conversé” vía email con el jefe de la misión educativa de Cuba allá y me ha narrado cosas espantosas realmente. Siempre me dice: lo que vivimos aquí no se puede decir con palabras. Un beso.

  4. Disculpa la repetición, Lola.

  5. Es paradójico que la ayuda internacional puede impedir el desarrollo de los propios recursos del país como lo que señala Matilde en el caso de los médicos autóctonos, profesores, comerciantes… Una de las peores desgracias de los países pobres es la huida de sus élites intelectuales en forma de profesionales que emigran a países occidentales para ganarse mejor la vida. Es el terrible engranaje del subdesarrollo y del que no se puede salir. La ayuda es necesaria, pero puede ser dañina para regenerar la propia economía. Una contradicción sangrante y a la que no sé que solución se puede dar porque un país no puede ser eternamente dependiente de la ayuda internacional. Si se acostumbra, es la ruina. ¿Qué hacer?

  6. qué bueno que existe gente como tú que sigue dando la noticia cuando ya no es noticia, gracias!

  7. HOLA REINA MORA:
    Es importante que te metas en “mi huertañico” porque tengo un regalín para tí.
    Besos grandes hermosa.

  8. Que pena lo que está ocurriendo en Haití, pero era de prever. Los organismos como la ONU, la Naciones Unidas, no sirven para nada, es más, son organismos, todos ellos, criminales. Y no hablemos de la OMS. Y no mombremos a los Estados Unidos que tenian que recoger dinero con los dos bandidos más famosos del pais… Es una desgracia pero al menos vemos a hermanas que trabajan con mucho dinamismo. Yo tambien, si no tuviese familia, podria ir a dar un poco de mi energia y de mi amor…

    Un abrazo,

  9. Es realmente terrible todo lo que nos cuentas. Entonces, ¿qué hay que hacer?, mal si se ayuda y mal si no se ayuda.
    Besos felinos.

  10. LOLA, cielo.Sólo vengo a dejarte un beso y todo mi cariño y a disculparme, por no leerte como te mereces y desearía.

    Mi blog se me ha convertido en un verdadero absorbe tiempo y últimamente incluso en un verdadero problema, que estoy intentando resolver, por de pronto desapareciendo, a ver si algunos captan la indirecta y desaparecen ellos. A pesar de que toda la culpa ha sido mía, no se decir NO, hasta aquí a tiempo y luego, cuando lo hago, ya es tarde.

    Espero que todo vuelva a la normalidad y poder leerte despacito, como te mereces.

    Ahora mismo, abrir el blog es casi un suplicio para mi, por eso no he entrado en tu casa, ni en la de nadie, ni siquiera en la mía, ya ves.

    Esta noche cambiaré la entrada y ojalá vuelva todo a la normalidad.

    Un besazo enooooooorme, sabes que te quiero, no lo olvides.

  11. Querida María, te echaba de menos pensando que te habías cansado de leer mis cosas. No sé que te pasa pero veo que el blog se te ha ido de las manos y lo que no puede ser es que se haya convertido en un estres para tí lo que deberia ser un divertimento.Ya me contarás como va todo pero que sepas que estoy a tu lado, tu lo sabes.
    Si me necesitas me lo dices. Un besito fuerte Lola

  12. Quizas lo más cruel y horrible de ese tipo de desgracia, es la constatación de la mezquindaz del genero humano. Capaz de aprovecharse de cualquier adversidad “del otro”… en fin en ocasiones es tan desesperanzador…. un beso

  13. Y encima de sus desgracias, más y más desgracias. Sera el género humano malvado? Besos Carlos. Lola

  14. El tema de Haiti es interminable porque, lamentablemente, el mundo no se preocupa de lo que pasa en lugares pequeños y sin poder. Haiti sirvió, durante algunos años, los de “papa Duvalier” para sacar del pais todo lo que era valido y para que se forrasen media docena de familias. Ahora ya no interesa.
    Verás como la marea negra o roja (no se de que color es) de los Estados Uniudos se soluciona mucho antes.
    Y piensa que Haiti podría volver a ser un pais humano, cun una décima parte de lo que Estados Unidos van a exigir a la petrolera que causo el desastre. Y es que el que manda, manda.
    Ujn beso

  15. Que malos somos Albino! Yo creo que tiene que llegar el dia en que la escala de valores cambie para el mundo, sobre todo para occidente. Yo no puedo olvidar a la gente que está sufriendo. Un beso Lola